Tercera semana de embarazo | Embarazo Semana a Semana


Tercera semana de embarazo


 

El embrión en la tercera semana de embarazo

Los cambios van cada vez más rápido. Se empiezan a dar pequeños cambios, como a desarrollarse el tejido y células del corazón, que se encargan de controlar los latidos del futuro bebé hasta que el cerebro lo haga y, además, estas células por medio de los latidos distribuirá el alimento y el oxígeno que el embrión necesita para su buen desarrollo.

Lo más curioso de todo es que los latidos del corazón del embrión son del doble de un adulto, es decir de 150 pulsaciones por minuto, algo normal, ya que por medio de estos latidos sobrevive a la vez que se desarrolla todo su organismo.

Por último aunque veáis que no hay ningún cambio en el aspecto fisiológico de la madre, en su interior el embrión ya ha crecido unos cuantos  de milímetros con respecto a la segunda semana.

La madre en la tercera semana de embarazo

La tercera semana de embarazo puede ser para para la embarazada una de las que le cause mayor trastorno, ya que puede presentar síntomas como dolor de cabeza, dolor de pecho, fatiga y náuseas, aumento de orinar y una mayor percepción de los olores los cuales pueden ser demasiado molestos. 

A partir del momento que tiene la madre la certeza de estar embarazada, debe asegurarse de ingerir comidas sanas con suficientes hierro para el buen flujo sanguíneo del embrión además de prevenir que se produzca en ambos anemia. Hace falta aumentar la dosis calcio para ayudar tanto a la madre como al futuro feto a tener un buen nivel para los huesos, y proteínas que es lo que genera el tejido del embrión.


Suscribirme por Email al Blog

No hay comentarios.

Deja un comentario!




Si quieres mostrar tu foto obten un Gravatar.